¿Qué es el pH del cabello y cómo se equilibra?

Con frecuencia escuchamos el concepto pH neutro en multitud de anuncios, blogs y distintos medios de comunicación donde los fabricantes de champús y todo tipo de productos para el cuidado y la higiene capilar intentan hacernos ver que es algo a tener en cuenta a la hora de mantener nuestro pelo saludable.

Pero, ¿seríamos realmente capaces de explicar su significado? Para entender cómo influye el estado del pH del cabello en nuestra salud, debemos saber de qué se trata.

¿Qué es el pH?

PH significa (p) potencial de (h) hidrógeno. Se utiliza para medir el grado de acidez o alcalinidad de una sustancia y es de gran importancia para conocer el buen estado del cabello, que se determina en una escala de valor del 0 al 14.

Un cabello en correcto estado se posicionaría en un valor entre 5 y 5,5, lo que se corresponde con un estado levemente ácido. Sin embargo, el cabello cuyo pH superase el 7 en dicha escala se trataría de un cabello alcalino.

Escala del pH (Fuente: queesla.net)

Efectos de un pH elevado en el cabello

Como indicábamos, consideramos un valor alto cuando el pH del cabello se encuentra por encima de 7, lo que significa que, en este caso, el pelo sería alcalino y de baja calidad. Por tanto, podemos afirmar que las peores condiciones de salud capilar se corresponden con los niveles más elevados de pH.

Un pelo alcalino se muestra encrespado y débil, debido a la apertura de las cutículas (éstas regulan el flujo de agua a la fibra capilar, y cuando se abren permiten que factores ambientales y ciertos procesos químicos resequen y fracturen el cabello). Sin embargo, un pelo con el pH correctamente regulado es suave, brillante y fácil de peinar.

¿Por qué se desequilibra el pH?

Lo natural es que el cabello mantenga un pH equilibrado, es decir, que los niveles se encuentren entre 5 y 5,5.

Este tipo de desequilibrio suele producirse con frecuencia, bien por productos utilizados para cambiar el color del cabello o alisarlo, bien por el uso continuado de champús con un pH demasiado alto, entre otros. No obstante, la genética es otro factor de importancia que también influye.

Un dato importante con respecto a los champús es que estos suelen tener niveles de pH algo más elevados para llevar a cabo su efecto limpiador. El uso de acondicionador suele compensar ese pequeño desequilibrio.

El agua de mar es otro elemento que influye en el cabello, resecándolo y volviéndolo más poroso debido a sus altos niveles de alcalinidad.

¿Cómo conseguir un cabello menos alcalino?

Lo primordial para mantener sano el cabello y en unos niveles de pH ligeramente ácidos, es alejarlo del contacto con productos agresivos que puedan dañarlo o alterar el equilibrio natural.

Existen elementos naturales que contienen un alto nivel de acidez y ayudan en la reducción de la alcalinidad, como son el limón y el vinagre, aunque no se recomiendan en exceso, ya que son muy ácidos y pueden llegar a dañar el cabello por un efecto contrario.

Los champús con un nivel de pH bajo son menos efectivos a la hora de limpiar en profundidad, pero llevan a cabo la función de respetar los niveles naturales del cabello sin desequilibrarlo.

Para mantener siempre el pH equilibrado el doctor Antonio Burgos, especialista en Medicina y Cirugía Capilar, recomienda el uso de la línea de champús Maar, que ofrece soluciones dermatológicas para el cuidado del cabello, la higiene y la salud capilar.

En caso de poseer un pelo dañado, seco y encrespado de manera habitual, lo recomendable es acudir a un profesional para analizar el pH y determinar en qué nivel se encuentra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *