¿Dónde hacerse un injerto capilar en Málaga?

Cuando se baraja la posibilidad de someterse a un tratamiento o injerto capilar, la elección de la clínica es importante y, en esa decisión, influyen varios factores: los profesionales que trabajan en ellas, los procedimientos y las técnicas que se utilizan. El Doctor Antonio Burgos, en el Hospital QuirónSalud de Málaga, ofrece a sus pacientes las mejores soluciones estéticas en injerto capilar  y el tratamiento de las enfermedades capilares.

Su equipo médico es experto en terapias médico-estéticas de recuperación del cabello, y está en continua formación, participando de forma activa en cursos, congresos o workshops organizados por organismos internacionales del sector. Además, mantienen una fluida relación con los mejores profesionales sanitarios de la International Society of Hair Restoration Surgery (ISHRS) y de la Sociedad Ibero-Latinoamericana de Trasplante Capilar (SILAT).

Hospital QuirónSalud, injerto capilar en Málaga

El tratamiento más novedoso, avanzado y utilizado que se realiza sobre injerto capilar, en Málaga, es la técnica FUE (Follicular Unit Extraction). Consiste en la extracción de las unidades foliculares de las áreas donantes para ser trasplantadas a la zona a repoblar. La operación es muy poco invasiva, apenas deja cicatrices ni necesita puntos de sutura, por lo que el postoperatorio es más breve, al no necesitar ingreso en el centro.

FUE Patchy: injerto capilar sin rapar

Sin embargo, no es el único método utilizado en esta clínica. Cuando el paciente no desea someterse a un rapado de la zona donante, ya sea por tener el pelo largo o por su condición social o laboral, los especialistas recurren a la técnica FUE Patchy, que sigue los mismos pasos que la FUE, con la salvedad de que el rasurado se hace de finas líneas en la cabeza ocultas bajo el resto de la melena, y de ahí se retiran los folículos. Por ello, FUE Patchy es la técnica preferida por las mujeres que quieren disimular la cirugía capilar.

Otras técnicas de injerto capilar: pelo corporal, barba y cejas

Para aquellas personas que quieren hacerse un trasplante de pelo, pero que no disponen de cantidad o densidad suficiente de cabello en el área donante de la cabeza, se emplea el pelo corporal, con el Body Hair Transplant (BHT), una técnica en la que el pelo se extrae del cuerpo del paciente, como el pecho o las piernas. Asimismo, se llevan a cabo injertos en otras zonas, como en la barba o en las cejas.

Estas técnicas permiten realizar una selección concreta de los folículos, según el objetivo quirúrgico ya que, por ejemplo, para aumentar la densidad, se eligen aquellos que tengan 2, 3 y 4 cabellos, mientras que para un injerto en la línea frontal, temporal o en cejas, se escogen los de un solo pelo. Para la extracción de las unidades foliculares, el equipo médico del Doctor Antonio Burgos utiliza el microbusturí ‘punch’, el más avanzado para este tipo de intervenciones.

Micropigmentación capilar y tratamiento médico

Por otro lado, se ofrecen métodos sin cirugía como la micropigmentación capilar. Esta consiste en la implantación de pigmentos en la epidermis, simulando la apariencia de cabello incipiente en personas afectadas por alopecia y que no son candidatas a una intervención quirúrgica. Con ello se consigue una imitación casi real del pelo, con la que se corrige alopecias y asimetrías.

También existe otro tipo de tratamientos farmacológicos (o tratamiento médico capilar), como el minoxidil o el finasteride, utilizados para fortalecer los cabellos miniaturizados y ralentizar la caída capilar. Mientras, la bioestimulación con plasma rico en plaquetas (PRP) es una de las técnicas más sofisticadas que se utilizan para la calvicie, puesto que actúa a nivel de la adhesión celular y en muchos factores de crecimiento, acelerando la regeneración del pelo. Consiste en infiltraciones controladas de plasma a través de sesiones de mesoterapia en la zona a tratar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *